Visitar Phnom Penh capital de Camboya

Visitar Phnom Penh capital de Camboya

Al visitar Phnom Penh, la capital de Camboya, el turista verá sobresaltados sus sentidos. La ciudad se enclava a orillas del Mekong. Los mercados inundan de aromas las calles, motos por todas partes, con viajeros o familias enteras desplazándose bajo el resplandor dorado de los templos. Todo forma parte de una experiencia única en Asia.

Al visitar Phnom Penh nos sorprenderá el colorido de sus calles

Phnom Penh, que se pronuncia “nom pen“, está ubicada en la confluencia de tres ríos, el Mekong, el Bassac y el gran Tonle Sap. Fue considerada la “joya” de Indochina por sus colonizadores. En 1867 los franceses obtuvieron el convenio que cedía a Francia la provincia de Saigón. A partir de ese momento comenzaron a dejar su influencia en la arquitectura y la comida. No abandonaron la región hasta 1945, cuando se declara la independencia de Camboya.

Frente a la vida frenética de otras capitales del sudeste asiático, al visitar Phnom Penh, descubrí que se respira una especie de encanto provincial y tranquilidad. Las mansiones coloniales francesas y avenidas arboladas en medio de la arquitectura monumental de Angkor son quizás el motivo. Phnom Penh es un verdadero oasis en comparación con la modernidad de otras capitales asiáticas. Una mezcla de exotismo asiático junto con la famosa hospitalidad de los habitantes del Reino de Camboya.

Al visitar Phnom Penh el palacio real

Que ver al visitar Phnom Penh capital de Camboya

En Phnom Penh son muchos los sitios turísticos interesantes. Junto al Palacio Real encontramos la Pagoda de Plata, el Museo Nacional y el Museo del Genocidio de Toul Sleng. Durante el paseo vamos a observar numerosos lugares que venden esculturas, pinturas, seda, plata, joyas e incluso antigüedades. Vale la pena detenerse y echar un vistazo en medio de su relajado tempo. Siempre se encuentra una pieza interesante por un precio irrisorio.

En el Museo del Genocidio de Phnom Penh o la visita a los campos de exterminio, el turista podrá interiorizarse de la cruel dictadura que sufrió el país a manos de Pol Pot. El dictador ostentó el poder junto a los Jemeres Rojos, un ejército que dirigió con mano dura. Llevó al exterminio a una cuarta parte de la población desde el año 1976 a 1979.

Historia e influencia francesa

Recordemos que la ciudad toma su nombre de la reconocida Wat Phnom Daun Penh, una viuda rica que encontró en un gran árbol “koki” cuatro estatuas de bronce de Buda. Luego en 1373, mandó a construir a los habitantes una colina artificial y un pequeño templo para proteger su hallazgo. Así la viuda Daun Penh (llamada la abuela Penh) dio nombre a esta ciudad que también era conocida como Chaktomuk, que significaba “ciudad de las cuatro caras” por la confluencia de los ríos en la zona.

Al visitar Phnom Penh los viajeros descubrirán que la influencia francesa se deja sentir también en su gastronomía y sobre todo en el estilo de los restaurantes y bares que amenizan la ciudad. Los numerosos hoteles ofrecen al viajero todo los necesario para una estadía única, piscinas, aire acondicionado, excelente restauración y servicio. El idioma francés es hablado en Camboya todavía por los grupos con formación internacional y los ancianos. Además es usado como lenguaje diplomático y segundo idioma del gobierno en los países que integran la región de Indochina.

HotelesPhnomPenh

Sitios de interés en la capital de Camboya

El viajero no podrá dejar de visitar lugares como el Palacio Real, el mercado central, el Museo Nacional y si quiere conocer la vida salvaje de Camboya tenemos el Phnom Tamao Wildlife Rescue Center. Centro donde cuidan de los animales rescatados en la selva, con su gran atracción, los pequeños elefantes.

Por la noche vale la pena darse una vuelta y ver la ciudad iluminada, como por ejemplo el museo de la independencia que destaca por su típica arquitectura camboyana, o también realizar una visita al maravilloso centro comercial Aeon Mall (donde podremos encontrar toda clase de comidas). El divertido Mercado Nocturno de Phnom Penh también merece una visita al caer la tarde.

Mi última noche en Phnom Penh

En mi última noche en Phnom Penh, había una cosa que me quedaba en la lista, tenía una espinita clavada. Una bebida en el Raffles Hotel Le Royal ‘s Elephant Bar. Al entrar me encantó el lobby del hotel inspirado en un safari. El cocktail Femme Fatale, que fue hecho en honor a la visita de Jackie Kennedy al país en 1967 (tiene champaña y crema fraîche, para emparejar con su lápiz labial rosa) cautivó mis sentidos.

En el bar, conocí a Mike, un turista australiano que tenía 36 horas en la ciudad como parte de un paquete turístico que lo llevaría a Vietnam al día siguiente. Sólo había disfrutado muy poco de Phnom Penh. Me preguntó exaltado si ¿Había probado algún plato local que valiera la pena recomendar? ¿Es posible caminar desde el Palacio Real hasta el Museo Nacional, o estaban demasiado lejos? Yo le conté acerca de la media docena de panaderías del barrio con pan y pasteles que rivalizaban con cualquier cosa que había comido en Francia. También le dije que por 10 dólares americanos podría pasar un día entero en la piscina de un hotel exclusivo, utilizando su Wi-Fi. Pedir cómodamente las bebidas en la piscina con un servicio exquisito. A su vez, le advertí que misteriosamente los números de las calles saltan del 100 al 240 sin explicación.

Los viajes son siempre un regalo, pero este viaje a Nom Pen me había revelado muchos secretos. Camboya sin duda tiene mucho para ofrecernos. Visitar Phnom Penh seguramente sea la puerta de entrada de nuestra experiencia en esta deslumbrante tierra.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*